CONTROL PARENTAL

Se llama Control Parental a cualquier herramienta que permita a los padres controlar y/o limitar el contenido que un menor puede utilizar en la computadora o accediendo al Internet.

Estas herramientas pueden ser automatizadas o no. Las herramientas automatizadas son aplicaciones para la computadora que permiten trabajar en dos niveles de seguridad: la prevención y el control. Ninguna de estas herramientas es 100% efectivas por lo que debemos ser conscientes de la importancia de las herramientas no automatizadas: la educación y la concientización. El diálogo con los menores es la mejor herramienta de prevención para los riesgos que existen en la web.

Todas las herramientas indicadas en la presente sección deben ser aplicadas con el compromiso de la familia, siendo conscientes de cuáles son las configuraciones que se realizan y tomando la responsabilidad sobre cuáles son los contenidos a los que se podrá acceder y a cuáles no.

Más información >

Existen diferentes controles que se pueden aplicar:

  • Herramientas de control de navegación: Permite controlar a qué sitios es posible acceder y a qué sitios no. Este es el principal control utilizado y para ello, se utilizan diferentes técnicas de prevención como Listas blancas y negras.
    Listas blancas/negras: Para casos de control parental se utiliza una lista de sitos a los que el menor tiene permitido acceder (lista blanca) o bien permitir la navegación exceptuando los sitios explícitamente denegados (listas negras).
  • Bloqueo por palabras clave: En estos casos la aplicación verifica el contenido del sitio web y bloquea el acceso a aquellos que tengan ciertas palabras (lease “porno”, “sexo”, “drogas”, “matar”, “xxx”, etc.). Muchas aplicaciones permiten personalizar los criterios de severidad (¿cuántas veces debe aparecer una palabra para considerar el sitio como no apto?) e incluso seleccionar las palabras por categorías y agregando palabras específicamente indicadas por el usuario.
  • Bloqueo de aplicaciones: Son herramientas que permiten directamente bloquear ciertas aplicaciones como acceso web (www), mensajería instantánea o chat, o correo electrónico.
  • Control de tiempo: Estas herramientas limitan el tiempo que un menor puede estar utilizando computadora o conectado a Internet. En su mayoría también permiten controlar a qué horas es posible conectarse. Son útiles para controlar que los horarios y la cantidad de uso sean razonables, acorde a los criterios de cada familia.
  • Navegadores infantiles: Son herramientas que dan acceso a páginas adecuadas para los niños y adolescentes. Tienen un diseño y características apropiadas al público menor y permiten el uso de diferentes perfiles, en función de la edad del usuario. También existen buscadores infantiles con características similares. Algunos navegadores infantiles son Kidsui, Kidrocket, MyKidBrowser y BuddyBrowser.
  • Herramientas que bloquean la información que sale de la computadora: Son aplicaciones que impiden revelar información personal. Esto es especialmente útil con respecto a llenar formularios y hojas de registro en línea o comprar a través de la tarjeta de crédito. Pueden ser utilizadas para la red, correo electrónico, los chats, etc.
  • Monitorización: Son herramientas que realizan un monitoreo del sistema. Por ejemplo, registran todas las páginas web visitadas para posteriormente poder supervisar los hábitos de navegación de los menores. No son las herramientas más óptimas ya que implican una mayor invasión a la privacidad de los menores y a la vez no son preventivas, sino solo de monitoreo.
 

APRENDER JUGANDO

Aprender jugando es un portal educativo dedicado a padres y a niños de educación preescolar y básica primaria, que mediante juegos educativos online con imágenes y sonidos, pueden aprender de manera entretenida.

Ver Más >

 

CUIDADOS Y RECOMENDACIONES PARA NIÑOS SOBRE EL USO DE INTERNET

  • Tener una razón para estar conectados ayudará a organizar el tiempo que disponen para usar internet, evitando pasar más horas de las necesarias.
  • Enseña a los niños a crear alias (seudónimos) en línea y a que no revelen información personal o, en caso de que deban hacerlo, que no compartan esta información con desconocidos.
  • Explica a los niños que no se deben contactar con extraños, ni tampoco permitir que personas desconocidas tengan la posibilidad de comunicarse con ellos. Muestra a los menores como deben configurar la privacidad de sus datos y la manera en que pueden ser contactados.
  • Los niños deben comprender y conocer los peligros que existen y tener en cuenta las recomendaciones de los padres. Los peligros no solo están fuera de casa, sino también en Internet.
  • Recuerda que las redes sociales como Facebook o Twitter, son solo para mayores de 13 años. Crear una cuenta sin tener 13 años representará una violación a los términos y condiciones de la plataforma social.
  • Enfatiza a los niños, que deben contar a los padres o a algún adulto si alguien los hace sentir incómodos o si son víctimas de algún tipo de acoso o intimidación. No se deben tolerar abusos por parte de otros usuarios.